Nobel de Paz para Programa Mundial de Alimentos

Autor: José Luis Mayorga G.

“Es un Nobel de Paz muy merecido porque el Programa Mundial de Alimentos ayuda a impedir que el hambre sea utilizada como un arma de guerra”

Durante los últimos años la entrega del premio Nobel de Paz había estado llena de controversias y señalamientos de priorizar intereses personales o de ciertos países por los personajes a quienes había sido entregado, pero en 2020 y en medio de la Pandemia ocasionada por el Covid 19 y sin dejar la menor duda de transparencia se galardonó con este premio al Programa Mundial de Alimentos “PMA”,

El Programa Mundial de Alimentos “PMA” se ha encargado por años de ayudar en los lugares más recónditos del mundo y en muchas ocasiones bajo condiciones extremas de seguridad y accesibilidad a los seres humanos más marginados, a las víctimas de los conflictos internos y mundiales, al igual que a quienes padecen las angustias de catástrofes naturales y a todos aquellos que carecen de un plato de comida. El “PMA” se caracteriza por su solidaridad pero también por su lucha para que en el mundo se incluya en la agenda internacional el tema del hambre que mata a millones de personas anualmente y pareciese que ningún presidente lo tomara en serio, aunque todos hacen de la pobreza y el hambre tema de campaña.

La «Paz y erradicación del hambre son indisolubles», manifestó David Beasley, director del Programa al señalar en su cuenta de Twitter que se encuentra «profundamente honrado» por el premio. «Es un formidable reconocimiento al compromiso de la familia del “PMA”, que cada día trabaja para erradicar el hambre en más de 80 países” puntualizó

Las guerras dejan miles de muertos pero a su vez millones de personas desplazadas y en condición de miseria, países totalmente pobres con gentes que su único alimento es recogido de las basuras, por eso la única solución para solucionar el hambre no es entregar un plato de comida sino proponerse un mundo sin conflictos, un mundo en Paz. «el problema de la desnutrición aguda no es un problema solo de comida, sino de paz y de estabilidad. Todo resulta menos grave si hay paz», señaló el portavoz del “PMA” Tomson Phiri

Por su parte el secretario general de la ONU Antonio Guterres en su felicitación al “PMA” por su Premio Nobel de PAZ, indicó El “PMA” «desafía peligros y distancias para entregar víveres a quienes sufren conflictos y desastres naturales y a los niños y familias que no saben qué habrá en su próximo plato de comida»

Este premio entregado a una organización internacional que sin distingos ideológicos va por el mundo tratando de mostrar como la solidaridad puede vencer el miedo y el hambre, es un gran ejemplo que muchos dirigentes mundiales deberían tener como espejo y ponerlo en práctica en sus países donde mueren tantos niños por desnutrición mientras que cientos de litros de leche y toneladas de comida son desperdiciados.

El Programa Mundial de Alimentos recibe este galardón por «sus esfuerzos en la lucha contra el hambre, su contribución para mejorar las condiciones de paz en las zonas afectadas por los conflictos y por sus esfuerzos para impedir que el hambre se use como un arma de guerra», declaró la presidenta del Comité Nobel, Berit Reiss-Andersen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.