Plantón de solidaridad con Colombia en Alemania

Foto: Juliana Kraus N.

“Cientos de colombianos en Bonn – Alemania hicieron un llamado al presidente Duque para que cese la violencia en las manifestaciones populares”

La situación vivida en Colombia tras la primera jornada del paro nacional el día 28 de abril no sólo se le ha salido de las manos al gobierno a los dirigentes del paro, sino que ha logrado trascender y salir de las fronteras colombianas hasta el punto que durante los 10 días que lleva el paro nacional en varias ciudades del mundo se han realizado marchas, manifestaciones en apoyo a los hombres y mujeres que desde las calles han logrado llevar al presidente Duque a verse en la necesidad de pedir al Congreso de la República a retirar la Ley de Reforma tributaria que había propuesto con la cual se lastimaban los intereses de las clases menos favorecidas e igualmente a aceptar la renuncia de su ministro de hacienda Alberto Carrasquilla.

Ahora el turno de solidaridad con Colombia llego a Bonn – Alemania donde cientos de hombres y mujeres se congregaron en la Platz deer Vereinten nationen, frente al edificio de la ONU, y es que no fueron únicamente colombianos los que allí llegaron, la presencia de alemanes se hizo notoria y desde este lugar se anunció que se dirgiriá una carta al presidente Iván Duque y otra a la Alta Comisionada para Derechos Humanos, Michelle Bachelet. Mientras que la carta a Duque es firmada por diputados alemanes y piden que cese la represión y violación a los Derechos Humanos, al igual que se lleve ante la justicia a los responsables de los abusos y asesinatos cometidos por parte de fuerzas del estado, la carta dirigida a la señora Bachellet es firmada por aproximadamente doscientas personas y se le solicita que “En calidad de Alta Comisionada para los Derechos Humanos garantice el acompañamientos a los manifestantes en Colombia y así mismo a través de la ONU se le haga seguimientos a las cientos de denuncias de violaciones a los Derechos Humanos y a las actuaciones policiales a la fecha en las cuales fueron asesinados aproximadamente 30 manifestantes.

El mundo entero reconoce que en Colombia no ha cesado la horrible noche y que en la oscuridad de la misma las fuerzas del orden han generado un caos en medio de bombas aturdidoras, gases lacrimógenos y balas que dejan un saldo triste porque no solo se han perdido vidas, sino que en un país donde se firmó después de cinco años de dialogo un acuerdo de paz, se siguen matando entre hermanos porque los muertos han sido gente del pueblo y quienes han disparado son policías que también son gente del pueblo, mientras quienes dan las ordenes solo ven los disturbios y estas muertes sin sentido desde la comodidad de sus mansiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.