Miembro de la comunidad LGBTI sale de Colombia por amenazas

“Empecemos a pensar que la vida de los demás también se respeta sin importar sus gustos o creencias” Daniel Robayo

En Colombia la violencia contra los miembros de la comunidad LGBTI se ha multiplicado durante los últimos años como lo confirma la organización no gubernamental Colombia Diversa en su último informe de Derechos Humanos del año 2020.

Dentro de los hechos más violentos contra esta comunidad se encuentran las amenazas, los homicidios y la violencia policial, generando precisamente esta última que en muchas situaciones de agresiones o amenazas las personas afectadas prefieran no denunciar por temor a sufrir el rechazo de la sociedad y también las agresiones de los funcionarios policiales.

Sin embargo, el año 2021 no es la excepción y en el marco del paro nacional, las lideresas y los líderes LGBTI que han salido a protestar y ha asumir su papel en defensa de su comunidad y del pueblo en general han sido agredidas y detenidas en varias ciudades del país, pero lo más grave es que organizaciones al margen de la Ley se han dado a la tarea de amenazar y desplazar a todos los que ellos consideran Gay, Lesbianas, Bisexuales o Travestis, como en el caso de la ciudad de Bogotá donde el grupo autodenominado Águilas Negras por medio de panfletos ha declarado objetivo militar a la comunidad LGBTI, incluyendo a la señora alcaldesa de la capital colombiana, Claudia López.

Es uno de los casos más recientes el de Daniel Felipe Robayo, a quien dicha organización al margen de la Ley amenaza de muerte porque según ellos es un mal ejemplo para la juventud de la localidad de Ciudad Bolívar en la Ciudad de Bogotá donde vivía junto a su familia. El último panfleto amenazante que recibió este joven de tan solo 26 años dice “Locas hijueputas de Ciudad Bolívar, drogadictos gibaros, ratas, prostitutas, venecos, no estamos jugando y sus reunioncitas se acaban o los barremos a las malas” y en el mismo señalan que a quienes asesinaran están ubicados en los barrios “Santo Domingo, Paraíso, Perdomo, Madelena, Domingo Laín y Tres Reyes.

Ante esta última amenaza Daniel Felipe dijo no resistir más las amenazas de las que está siendo víctima él y su familia y por lo tanto decidió salir del país para proteger su vida y la de sus seres queridos, ya en el aeropuerto El Dorado, casi en medio de las lágrimas y con la voz entrecortada decidió grabar un video donde le pide a los violentos que le quitaron la tranquilidad que es hora que “Empecemos a pensar que la vida de los demás también se respeta sin importar sus gustos o creencias” “Me siento feliz en Colombia, pero esto que estoy viviendo no es chévere, no es chévere dejar toda mi vida porque una personas no comparten lo que yo soy” espero volver cuando todo esto mejore, cuando al menos mi vida pueda estar un poco más tranquila, terminó diciendo Daniel Felipe, un joven más que tiene que huir de Colombia para salvo guardar su integridad, un desplazado más por causa de la violencia que se continua viviendo en este país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.