Declaración de apoyo al pueblo de Cuba

“Exigimos al gobierno de los Estados Unidos que ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que sufre el pueblo cubano”

El bloqueo que vienen ejerciendo los Estados Unidos sobre el pueblo cubano desde hace casi 60 años es una demostración de la más bárbara actitud de agresión y de las mayores violaciones a la autodeterminación de los pueblos, sin embargo en momentos como el que se vive actualmente en el mundo por la Pandemia del Covid 19 se podría pensar que el gobierno de Donald Trump, tendría una actitud de solidaridad y daría una tregua a este bloqueo para que el pueblo cubano reciba las ayudas del extranjero para combatir la Pandemia.

“El bloqueo estadounidense viola los derechos humanos del pueblo cubano, a propósito de la imposibilidad de la llegada a territorio antillano de un donativo chino con material médico” manifestó el presidente Diaz-Canel.

Y mientras en el mundo diferentes personajes y organizaciones de derechos humanos se han manifestado exigiendo el cese del bloqueo estadounidense contra la Isla de Cuba, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, señaló “Las sanciones sectoriales de amplio espectro que aplican a países que enfrentan la pandemia del coronavirus, como Cuba y Venezuela, deben ser reevaluadas de manera urgente.

Por su parte el Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba hizo publicó un pronunciamiento donde también exige el cese inmediato del Bloqueo a la isla.

A continuación la manifestación completa en apoyo a Cuba:

LLAMAMIENTO A RESPALDAR LA SOLICITUD AL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS PARA QUE PONGA FIN AL BLOQUEO ECONÓMICO, COMERCIAL Y FINANCIERO, IMPUESTO CONTRA CUBA

Frente a la situación actual que vive el mundo, azotado por la pandemia del COVID-19, la solidaridad, el amor, la amistad, la fraternidad y la verdad, genuinos valores humanos, se han sobrepuesto por sobre la codicia, los crímenes, el individualismo y la mentira.

Diversos gobiernos, comunidades, gremios, organizaciones nacionales e internacionales, entre ellos el Secretario General de la ONU, han hecho un llamado a dejar a un lado lo que nos divide y poner lo más noble de nosotros en función del bien de la humanidad.

Cuba, asediada por el gobierno de Estados Unidos por defender con firmeza su soberanía y el derecho de su pueblo a darse el sistema económico-social que desea, viene desarrollando una labor solidaria sin parangón en la historia reciente, a pesar de las múltiples dificultades provocadas por la política hostil del gobierno de Donald Trump.

Las medidas de guerra económica aplicadas contra Cuba han llegado a extremos nunca vistos. Solo en 2019, Estados Unidos implementó 86 acciones y medidas contra el pueblo cubano, incluyendo la aplicación de los Capítulos III y IV de la extraterritorial Ley Helms-Burton.

La administración Trump sancionó a 27 compañías internacionales del sector energético para impedir el suministro de combustibles a Cuba, provocando afectaciones directas a más de un millón y medio de familias cubanas y serios inconvenientes en la economía del país.

El cerco financiero contra la Isla no cede. Más de una docena de multas fueron impuestas por Estados Unidos a entidades financieras de diversos países por realizar transacciones con Cuba.

Recientemente, las disposiciones del bloqueo impidieron que atracara en puerto cubano un barco cargado con insumos médicos para enfrentar la pandemia, que también castiga a los cubanos, a pesar del extraordinario esfuerzo que hace ese pueblo para revertir cuanto antes la situación.

La política de bloqueo de Estados Unidos contra Cuba evidencia en estos momentos con mayor nitidez su naturaleza criminal y genocida, al intentar rendir por hambre a un pueblo que solo brinda amor y solidaridad al mundo.

Durante décadas, médicos cubanos han aliviado el dolor de millones de personas en más de cien países. Hoy lo hacen en más de sesenta, muchos de los cuales padecen la pandemia.

Adicionalmente, brigadas de especialistas, médicos, enfermeros y técnicos de la Isla han partido en los últimos días a enfrentar el COVID-19 a quince naciones, entre ellas Italia, Belice, Granada, Jamaica, Andorra, Nicaragua.

No es nueva esta actitud de los médicos cubanos, pues ya hicieron frente con éxito a pandemias como la del Cólera en Haití y la del Ébola en tres naciones africanas.

La estela de amor que dejan los médicos cubanos a su paso es inmensa y cubre con sus hechos la vulgar y estólida campaña de desprestigio que el actual gobierno de los Estados Unidos desarrolla contra el sistema de salud cubano y su solidaridad internacional.

El bloqueo es el principal obstáculo para el desarrollo de Cuba, no obstante, multiplica esfuerzos para preservar el sistema de salud público, gratuito y universal al que tienen derecho todos los cubanos, con acceso a tratamientos del cáncer, a trasplantes, cirugías cardiovasculares, implantes cocleares que permiten una vida más adecuada a los niños ciego-sordos, entre otros.

Es por ello por lo que hoy reafirmamos este llamado y le exigimos al gobierno de los Estados Unidos que ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que sufre el pueblo cubano, condenado además por 187 gobiernos representados en la Asamblea General de la ONU.

Llamamos a los hombres y mujeres de Colombia y del mundo a firmar esta exigencia, sin olvidar esta hermosa frase de José Martí, Apóstol de la independencia de Cuba:

“Cuba no anda de pedigüeña por el mundo: anda de hermana y obra con la autoridad de tal. Al salvarse, salva”.

Bogotá, abril de 2020

Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba

Presidentes honorarios:

Patricia Ariza, dramaturga

Lisandro Duque, cineasta

José Luis Díaz Granados, escritor y poeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.